Expo Empleo Joven: 60.000 personas y 3.000 vacantes

NOTICIAS




60.000 jóvenes se acercaron a la feria que prometía 3000 empleos disponibles, desbordando los pasillos de La Rural. Los visitantes elogiaron las capacitaciones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pero se mostraron críticos con las empresas. Cobertura completa de Revista Empleo.


Largas filas por los pasillos de La Rural, una constante en esta edición de Expo Empleo Joven.






Por Luz Pérez 
perezcintialuz@gmail.com

El miércoles 7 y jueves 8 de septiembre en La Rural se realizó una nueva edición de la Expo Empleo Joven, organizada por la Dirección General de Políticas de Juventud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Orientada a jóvenes entre 18 y 29 años, la feria reunió a más de 100 empresas con 3000 búsquedas activas para puestos variados. Los participantes pudieron inscribirse previamente a través de la web, aunque quienes no lo hicieron también tuvieron la oportunidad de hacerlo antes de ingresar.
En total, 60.000 personas visitaron la Expo entre las dos jornadas; 4000 de ellas recibieron asesoría personalizada; 7500 participaron en las conferencias de orientación vocacional; y 1600 tuvieron la oportunidad de reunirse con líderes de empresas.






Orientación vocacional, lo más solicitado
Incluso con la gran cantidad de personas que transitaron el predio, los espacios estaban señalizados de forma correcta y todos podían ayudarse por una guía del visitante que incluía un mapa para ubicar no sólo los stands de cada empresa, sino también los diferentes espacios que el Gobierno de la Ciudad había preparado para asesorar a los jóvenes en búsqueda de empleo.

El más concurrido fue el sector de Orientación vocacional ocupacional, armado de CV y asesoría para entrevistas. “Lo que nosotros hacemos es una capacitación rápida de entre 15 y 20 minutos. La idea es escuchar al joven, qué dudas tiene, profundizar sobre preguntas específicas, conocer sus intereses, y saber si están al tanto de las ofertas académicas disponibles”, explicó Ivana Daz, coordinadora del espacio e integrante del área de Intermediación Laboral de la Dirección de Políticas de la Juventud.

El sector más concurrido fue el de Orientación vocacional ocupacional, Armado de CV y Asesoría para entrevistas. Detrás del arco de entrada, se puede ver la gran cantidad de gente esperando para ingresar.


Este espacio fue el primero en registrar largas filas para ingresar, en su mayoría chicos entre 17 y 20 años, para quienes este momento representó el primer acercamiento al mundo del trabajo formal. “No sé si quiero estudiar o trabajar, por eso mi mamá me dijo de venir hoy. Recién pasé, hablé con una persona y fue todo muy relajado, me preguntó por las cosas que me interesan y por lo que más me gusta hacer en mi tiempo libre. Ahí me explicó que hay carreras que están muy relacionadas con cosas que me divierten, como dibujar y pintar. Me fue orientando para que después siga buscando. Al menos ahora ya tengo una idea de las posibilidades que tengo”, explicó Martín, de 18 años, que recién volvió de su viaje de egresados y todavía no sabía qué carrera seguir.

Para Micaela de 20 años, su realidad es bastante diferente, ya que hace 1 año y medio que está desempleada, y por eso pasó tanto por Orientación Vocacional como por el sector de Asesoría para Entrevistas: “Trabajé cuando terminé el colegio, pero nunca había tenido que pasar por una entrevista laboral en una empresa, no tenía ni idea qué te preguntaban y este simulacro me ayudó un montón, porque me corrigieron cosas que decía mal o no sabía qué decir. Ahora ya no me asustan tanto”.

Estas capacitaciones las seguirán realizando durante todo el año en el Campus BA, ubicado en Plaza Houssay, frente a la Facultad de Medicina de Buenos Aires; y a través de una oficina móvil que se acerca a diversas universidades. Según la coordinadora Daz, el objetivo es hacer un seguimiento específico de cada joven, y “entrenarlos para que se sientan más seguros de sus conocimientos, valores y virtudes”, y así poder mostrarlos en una entrevista.


Entrevistas laborales dentro de la Expo






Otro de los sectores fue el Assessment Center, donde las empresas realizaron entrevistas laborales grupales a los jóvenes que asistieron a la feria. Los mismos habían sido elegidos previamente entre los inscriptos vía web.

Algunas de las empresas que utilizaron este espacio fueron Swiss Medical, la cadena de heladerías Chungo y Cablevisión/Fibertel. “Nos ofrecieron un espacio para realizar entrevistas grupales durante la Expo, y por supuesto que decidimos participar. Nos asignaron un horario específico, y durante dos horas pudimos usar la sala para evaluar a los candidatos. Los postulantes llegaron después de una preselección que hizo el Gobierno de la Ciudad, aunque también sumamos algunos que llegaron espontáneamente”, detalló Claudia Martínez, analista de Recursos Humanos de Gelato Natural, grupo al que pertenecen las heladerías Chungo. Para muchos de los que asistieron a la Expo, esta fue una de las pocas oportunidades en las que pudieron llegar a la instancia de tener una entrevista laboral.

Durante el Assessment Center, distintas empresas realizaron entrevistas laborales en grupo.


“Lo más importante fue que no tener experiencia laboral no era un condicionante. En cambio, le dieron prioridad a mis competencias de comunicación y relación con otras personas”, describió María José, una joven de 23 años que hace muy pocos meses terminó el secundario. “Tuve a mi hija a los 19, y no pude seguir cursando en su momento”, explicó. En este sentido agregó que, durante el embarazo, sólo pudo conseguir “trabajos en negro” en comercios de indumentaria.

El proceso de selección de empleados llevado a cabo en el marco del Assessment Center continúa en las próximas semanas, y los reclutadores se comprometieron a informar a los postulantes si formarían parte de la siguiente etapa o no. 

De todas maneras, hubo casos como el de Swiss Medical, donde la respuesta fue en el momento, según explicó Macarena Requena, analista de Recursos Humanos e instructora interna: “Se acercaron 11 personas e hicimos una evaluación sólo por sus competencias. A ninguno le preguntamos por su experiencia laboral, porque no era ese el foco. Queríamos ver cómo se vinculaban con los compañeros y de qué manera resolvían diversas situaciones, para así poder evaluar comunicación, trabajo en equipo, flexibilidad, vínculos y emociones. De ahí surgieron tres personas preseleccionadas”. En esta misma línea, continuó: “Ellas van a estar siendo invitadas a la compañía entre la semana que viene y la otra, para que puedan pasar a una instancia de evaluación formal y de ahí, si alguno de los tres se ajusta realmente al perfil buscado, vamos decidir quién queda seleccionado”.

El Assessment Center fue uno de lo espacios más prometedores dentro de la Expo para los jóvenes, dado que la posibilidad de estar cara a cara frente a un miembro de la compañía y que él o ella los escuche los hace sentir “parte del sistema”, según manifestó Analía, estudiante de Ciencias Económicas en la UBA, que desde principio de año busca su primer trabajo, luego de haber estudiado dos años sin necesidad de un empleo, gracias a la colaboración de sus padres.






Para las empresas, esta instancia también representó un momento importante dentro de la feria: “Más allá de la carta de presentación o el currículum, que es un primer filtro de la persona, nos interesaba conocer a la gente. Por eso las entrevistas del Assessment fueron tan importantes”, explicó Mariana Hinojosa, supervisora de Selección y Desarrollo de Cablevisión/Fibertel. También agregó que, para su empresa, lo más importante no es la experiencia, sino que estudien. “De esta manera, promovemos la idea de que sean profesionales. La experiencia se puede obtener, pero lo que no se aprende son algunas habilidades blandas o competencias mínimas que se necesitan para la posición”, concluyó.


La presentación de las empresas
Más de un centenar de compañías nacionales e internacionales participaron de Expo Empleo Joven. Cada una de ellas apeló a la innovación y a intentar destacarse, ya sea por el diseño de los stands, regalando merchandising de la marca, como lapiceras, lápices y bolsas. Otras optaron por decorar los mostradores con frascos llenos de caramelos para intentar captar a los asistentes.

Algunos stands, por momentos, estuvieron colapsados. Tal fue el caso de la franquicia de supermercados Día%, el mayorista Makro, las tiendas a crédito Coppel, o Frávega. Esto se debió principalmente a que no exigían tener experiencia previa para algunos de sus puestos.


Currículum en papel vs currículum digital
Como podría suponerse, en un evento tan multitudinario las controversias no tardaron en llegar.
El principal canal para efectuar las quejas fueron las redes sociales, pero dentro de La Rural también se hicieron escuchar: “Veo que esto es mera publicidad de las empresas. Me pasó que algunas tenían publicadas búsquedas, y cuando me acercaba me decían que no tenían vacantes. Y si no, solamente se limitaban a decirte lo que ya sabemos, que podés cargar el CV por la web”, explicó Irina Castosa, licenciada en Ciencias de la Comunicación y actualmente desempleada.

Esta queja fue frecuente durante las dos jornadas, dado que muchos stands sólo daban folletería en la que se indicaba la web donde tenían que cargar el currículum, como fue el caso de British American Tobacco: “Nos encontramos promocionando nuestra plataforma de reclutamiento online, nosotros tenemos nuestra manera de reclutar a través de nuestra base de datos que se llama BAT-Careers. Al ser una multinacional, tenemos muchos departamentos abiertos y los perfiles son muy diversos entre sí”, indicó Belén Tellechea, analista de Recursos Humanos de la empresa, y agregó que no reciben currículum en papel porque se pueden “perder o quedar mal encasillados”.






En esta misma línea, otra multinacional también dio prioridad a la imagen de la empresa, pero brindando la posibilidad de postularse de una forma innovadora: “Estamos haciendo un poco de branding, es decir, haciendo conocida nuestra marca. Somos una empresa de servicios en Argentina, pero operamos en todo el mundo. Hace dos meses nos estamos preparando para la Expo con el armado de banners, merchandising y este año incorporamos una cabina para hacer entrevistas virtuales para aquellas personas que sepan inglés, y que encajen con el perfil que estamos buscando”, explicó Juan Grillo, Recruiting specialist de Exxon Mobil. Cabe destacar que, para postularse a esta empresa, es necesario estar cursando las últimas materias de una carrera universitaria, y el reclutamiento se realiza únicamente vía consultoras o web.


La contracara
Lejos de cualquier conflicto se situó el stand de Metrovías, donde el encargado de Selección y Desarrollo en la Gerencia de Recursos Humanos, Diego Cimiotto, recibió en mano los currículum, y se encargó de conversar con cada interesado que se acercaba a su puesto. Si veía que encajaba en el perfil de búsqueda, tomaba nota en particular de cada uno de ellos. Tan sólo en el primer día acumularon tres bolsas de CVs.



Igualmente, aclaró: “Recibimos a los que nos querían dejar, si no, les pedíamos que nos lo enviaran a través de nuestro link de empleo, y que en el asunto pusieran a qué se dedicaban. Así, a partir de la semana que viene, podremos filtrar de forma más eficiente y rápida a cada candidato”.

Para los visitantes que acudieron a la Expo teniendo en claro qué clase de empleo buscaban, quizás la misma haya sido algo frustrante. Parte de ellos esperaba recibir un trato más personalizado en relación a sus intereses pero, lamentablemente para sus expectativas (y debido a la cantidad desbordante de gente que asistió), como respuesta recibieron algo que ya sabían: “El currículum se envía por la web”. 

Los más beneficiados fueron los que recién se están lanzando al mercado laboral.


La visión de los organizadores
Al ser consultado por falencias de ciertas empresas a la hora de ofrecer puestos disponibles, y el malestar que generó en los visitantes que algunas no recibieran currículum en mano (dos tópicos recurrentes entre el público), el director General de Políticas de Juventud de la Ciudad, Fabián Pereyra, se expresó: “La verdad es que no creo que haya sido así, de hecho, en las redes difundimos los videos de chicos que fueron preseleccionados y con posibilidades de ser contratados. Sí, es cierto que hubo empresas que sólo se manejaron por la web, pero esto es porque ya habían reclutado el personal que necesitaban”.

Fabián Pereyra, director General de Políticas de Juventud de la Ciudad de Buenos Aires.


Finalmente, añadió que las empresas quedaron “sorprendidas”, no sólo por el caudal de gente que participó, sino por los “perfiles de los jóvenes”, que en ocasiones estaban “muy calificados y bien formados”.


¿Por qué cuesta tanto conseguir el primer empleo?
Según las cifras informadas por el Gobierno de la Ciudad, el 62% de los asistentes fue a buscar un empleo mejor que el que tiene ahora, el 13% acudió para hallar su primer trabajo, y sólo el 10% se encontraba desempleado y con experiencia previa. 

Actualmente, cada vez hay una diferencia mayor entre las posibilidades que tiene de conseguir empleo un joven que recién termina el colegio secundario, y otro que está estudiando una carrera universitaria o terciaria. La contención o guía que se le ofrece a este segmento de la sociedad cuando termina el colegio en ocasiones no es suficiente y en otras directamente nula. 

En el caso de los que no terminaron el secundario, la perspectiva a futuro tiende a oscurecerse todavía más, pero hay buenas noticias, porque en Expo Empleo Joven también participaron organizaciones que buscan subsanar estas cuestiones, como Proem, que desde hace 20 años se ocupa de la inserción social a través del trabajo. 






Su proyecto apunta a jóvenes entre 18 y 24 años que no terminaron el secundario: “Buscamos brindarles las herramientas que necesitan para insertarse en el mercado laboral, tales como elaboración de currículum y cómo subirlo a un portal web. También les damos pautas de derecho laboral, seguridad e higiene. La idea es que no tengan que ceder ante la presión de trabajar de lo que hay, sino que puedan encontrar su camino”, contó Catalina Miguens, responsable Administrativa de la fundación. 

Miguens considera que el mercado laboral actual presenta un panorama difícil para las personas con las que su fundación trabaja, puesto que no sólo carecen de determinadas herramientas, o no conocen cómo enfrentar o siquiera llegar a una entrevista, sino que existen otras pautas que merman sus oportunidades: “Hay ciertos filtros que les aplican por el lugar en el que viven, u otros prejuicios que todos tendríamos que sacarnos, ellos sufren mucho la marginación. Nosotros creemos que el trabajo dignifica, y por eso nos ocupamos de erradicar estos obstáculos”, concluyó la responsable Administrativa de Proem. 

Por su parte, ante la pregunta de por qué cuesta tanto conseguir un primer empleo, Fabián Pereyra  de Políticas de Juventud de la Ciudad contó: “Uno termina el secundario y no sabe qué hacer. Todos los viernes recibimos, junto al vicejefe de Gobierno, estudiantes que están terminando el colegio y justamente hablamos de esto, el proyecto de vida. No saben qué van a estudiar o si van a trabajar, y cuesta… pero nosotros estamos acompañándolos”.
 
 
En la misma línea y ante la misma cuestión, Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, apostó por las buenas expectativas frente al mercado de empleo: “Hay mucho campo laboral, justamente Expo Empleo Joven trató de eso. Trabajamos durante 6 meses para generar 3000 empleos laborales, y por eso se hicieron reuniones cara a cara entre las empresas y los jóvenes que se inscribieron por Internet”.

A pesar de estas posturas, analistas en Recursos Humanos consultados por Revista Empleo coinciden en que en los últimos meses la situación en materia de ofertas laborales se complicó aún más. “Estamos en un contexto difícil y hay mucha más necesidad de empleo en relación a la del último tiempo. Hoy la realidad es que también nos encontramos con gente que tiene una determinada profesionalización o quizás tienen un master y que, con tal de tener un ingreso, se postulan a puestos que son más junior o a los cuales simplemente con el secundario completo podrían acceder”, comentó Gonzalo Vizco, encargado del Centro Regional de Selección y Desarrollo de la cadena de supermercados Dia%. Sobre este punto, Diego Cimiotto de Metrovías también se vio sorprendido por la cantidad de asistentes: “Tengo experiencia participando en ferias de empleo, y la verdad se nota que hoy hay mucha necesidad de trabajo”.

De cualquier manera, tanto el Gobierno de la Ciudad como encargados de algunas consultoras afirmaron que la convocatoria fue tan masiva porque los jóvenes están empezando a “comprometerse con su futuro”.








Conferencias y reuniones con líderes
Dentro de la feria también se pudo participar de diversas charlas que sirvieron para esclarecer dudas, compartir testimonios y sacar los miedos propios que tiene cualquier inicio. 

“Cómo triunfar en la entrevista de trabajo”, “¿Por qué son importantes las competencias para buscar trabajo?”, “Plan estratégico para encontrar tu mejor trabajo” y “Cómo resolver el dilema del primer empleo”, fueron las más convocantes. Estas dos últimas estuvieron a cargo de reconocidos especialistas en cuestiones laborales. 

Alejandro Melamed, consultor Estratégico en Recursos Humanos y autor de libros que abordan la temática, fue el orador de la conferencia: “Plan estratégico para encontrar tu mejor trabajo” y sobre el final se refirió al campo laboral para los jóvenes que recién terminan el secundario: “Cada vez hay más posibilidades para los chicos, y ellos cada vez tienen ideas que los adultos no tenemos, por eso son más que bienvenidos”. 

Por su parte, Juan Carlos Martínez, gerente de Relaciones Públicas e Institucionales del grupo empresario Bayton, llevó adelante la charla “Cómo resolver el dilema del primer empleo”, sobre lo cual expresó: “Oferta puede ser que haya, pero la problemática es que hay muchos chicos que no estudian ni trabajan, pero que tampoco tienen las competencias para enfrentar lo que hoy el mercado está demandando. Y en cuanto a muchos de los que sí estudian, quizás se estén preparando para trabajos que todavía no se han inventado”. También agregó que el avance tecnológico hace que para muchos chicos sea muy difícil insertarse en el mercado laboral.
A la salida de esta conferencia, Natalia y Vanesa, dos amigas de 20 años que el año pasado también habían visitado Expo Empleo Joven, resaltaron la importancia que las empresas brinden capacitación para los jóvenes que recién empiezan a trabajar: “Si nos dicen a todos que no podemos trabajar porque no tenemos experiencia, nunca vamos a aprender nada y vamos a estar siempre desempleadas”.


noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Búsquedas relacionadas